La primavera será calurosa tras el segundo invierno más seco del siglo XXI

La primavera será calurosa tras el segundo invierno más seco del siglo XXI

La primavera (que comienzó el pasado miércoles a las 22:58 hora peninsular) será probablemente algo más calurosa de lo normal y también probablemente menos lluviosa de lo habitual en toda España. Así lo indican las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología. Esto se produciría después de que haya quedado atrás el segundo invierno más seco del siglo y el quinto desde 1965 en España.

Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha avanzado que esta primavera no traerá “el cambio que dé la vuelta” a este invierno tan escaso en lluvias.

A priori -ha continuado- todas las señales apuntan a que será una primavera calurosa.

En cuanto a las precipitaciones para los meses de abril, mayo y junio la tendencia confirma que los valores serán “inferiores a los normales” en todo el país.

Con respecto al invierno que termina, la portavoz ha destacado que ha sido muy seco. “No ha llovido ni la mitad de lo que cae habitualmente” y solo se han recogido 98 litros por metro cuadrado, un 51% por debajo de la media.

Las reservas de nieve, al término de la estación invernal, suponían tan solo la mitad de los últimos cinco años.

Los últimos inviernos tuvieron, en general, el mismo carácter cálido de este que acaba de finalizar. Así, destaca el de 2014, que fue cálido en de todo el país; 2016, que fue muy cálido, el segundo más caluroso desde 1961; y 2017, templado en todo el país.

La media de lo valores máximas

Respecto a las temperaturas, la media de los valores máximos (14,4 ºC) del trimestre ha sido la más alta desde 1965, mientras que las mínimas han estado casi 0,5 grados por debajo de la normal.

Esto ha propiciado una estación con “la mayor amplitud térmica” (diferencia entre valores nocturnos y diurnos) de toda la serie de datos, ha avanzado Rubén del Campo.

Durante el invierno, los episodios fríos han sido “escasos y de poca intensidad”, y destacan el de los días 4 a 8 de enero, que se debió a temperaturas mínimas bajas generalizadas, y el “breve pero intenso” de los días 10 a 12 de enero, durante el que se alcanzaron las temperaturas más bajas de todo el invierno.

Bloqueo anticiclónico

El portavoz destacó el episodio cálido de los últimos diez días de febrero debido a un bloqueo anticiclónico durante el que se alcanzaron “las temperaturas más altas del invierno en la península Ibérica y en Baleares”, que dejó récords de calor en España y en algunas ciudades europeas.

Otros detalles que han caracterizado este invierno han sido la ausencia de temporales y borrascas y el promedio de días soleados tan altos, que ha desembocado en un 32 por ciento más de horas de sol de lo normal en todo el país.

El puerto de Navacerrada, en Madrid, registró este invierno un 64% más de días de sol de lo normal, y en Ciudad Real, se situaron un 56% por encima de la media, ha observado Del Campo.

La escasez de lluvias y los valores térmicos elevados han propiciado que el número de incendios supere de “manera destacada” la media de lo últimos 10 años.




Responder

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *